En el mundo moderno, los sistemas automáticos para cerramientos se han convertido en algo más que una simple comodidad. En la actualidad son un factor importante para aumentar la seguridad de un terreno o vivienda. 

En este sentido, es de tener presente que casi todos los tipos de puertas pueden ser automatizados fácilmente sin invertir grandes sumas de dinero. Un sistema que permita controlar las puertas a distancia evita que tengas que bajarte del coche, para abrirlas o cerrarlas. 

¿Qué son los automatismos para cerramiento?

Los automatismos para cerramientos son sistemas motorizados que pueden abrir y cerrar una puerta de garaje, cancelas, pilonas, y todo tipo de portones, sin que la persona deba hacer esfuerzo alguno. La mayoría están controlados por una caja de control con interruptores o lectores accesibles desde la ventanilla del conductor, incluso por vía radio mediante un mando o control remoto.

Son ideales para un cerramiento recientemente instalado y para modernizar un cerramiento antiguo. Su función mecánica, permite al usuario ahorrar tiempo y esfuerzo en los procesos de cierre y apertura. 

Estos sistemas no son complicados de instalar. A su vez, hay que saber que los principales motores que se usan son a cadena, de brazos, de brazos articulados y motores hidráulicos (que en ocasiones se entierran en el suelo). 

Ventajas y beneficios de los sistemas automáticos 

Por lo general los automatismos para puertas y cerramientos son bastante discretos, silenciosos, versátiles y muy duraderos. Su mecanismo de control facilita la apertura y el cierre de todo tipo de portones y puertas (correderas, batientes, enrollables). Se pueden instalar en terrenos, viviendas, edificios, locales comerciales instituciones públicas o privadas, etc.

Estos sistemas de automatización, son muy fáciles de montar y se ajustan sin problema a puertas de todo tipo y tamaño. Esta gran variedad y adaptabilidad de los modelos existentes en el mercado son garantía de que se puede hallar una solución de automatización ideal para cada necesidad. 

Los automatismos para cerramientos no solo aumentan la seguridad y comodidad de los usuarios, también les permiten ahorrar tiempo al no tener que bajarse del auto para abrir o cerrar el portón. 

¿Dónde se puede instalar los sistemas automáticos para cerramiento en Cantabria? 

Estos dispositivos se pueden instalar fácilmente, en cualquier tipo de puerta tradicional de garaje o portones manuales. Pero no se limita a ellos, por lo general es posible instalarlos en cualquier sistema de cerramiento como puertas enrollables o incluso barreras para coches.

Aquí encontrarás algunos de los usos más comunes y sus principales características.  

Puertas de garaje

Uno de los usos más comunes para los automatismos, es para abrir y cerrar la puerta de los garajes. Esta forma es más segura, cómoda y rápida que los métodos manuales. Gracias al mando a distancia se puede ingresar a la vivienda sin necesidad de bajarse del coche. 

Los fabricantes incluyen en algunos modelos una luz integrada, que ayuda a ver mejor durante la noche. 

La mayoría de los sistemas de automatismo para cerramiento incorporan un juego de sensores que garantizan que el proceso de apertura o cierre se detenga, si aparece un obstáculo en el camino. Además, si alguna persona intenta ingresar a la fuerza en el garaje, el motor aplicará una contrapresión para evitarlo. 

Pueden instalarse en puertas de todo tipo (enrollables, basculantes, seccionales, de una o más hojas, etc.).

Cancelas de entrada de terrenos o fincas

Los sistemas automáticos de entrada permiten manejar la cancela (batiente o corredera) cómodamente a través de un mando a distancia. La mayoría de los modelos incluyen sensores que detectan los posibles objetos extraños y detienen la función de apertura o cierre de la cancela.

Por lo general, los motores brindan un movimiento silencioso, rápido y seguro. La cancela se pone en marcha sin brincos o tirones y se detiene de forma suave y sin golpes. 

Pilonas

Las pilonas automáticas son ideales para controlar el acceso de los vehículos a espacios públicos o privados en Santander. Las mismas están diseñadas para un uso constante e intensivo. 

Por lo general, se activan mediante un mando a distancia o un cajetín de control (con un teclado para códigos de seguridad o un lector de tarjeta de proximidad), accesible desde la ventanilla del conductor. Pero también puede ser activado por un operador desde un lugar seguro como una caseta de vigilancia.

Al ser activada, la pilona automática se hunde hasta llegar al ras del suelo permitiendo el acceso de los vehículos.

Barreras 

Esta es la opción ideal para controlar el acceso a zonas donde hay un gran tránsito de vehículos. Se pueden utilizar en todo tipo de instalaciones como centros comerciales, hoteles, parkings públicos, instituciones privadas, zonas comunitarias o de uso industrial, locales de empresas, etc.

Están disponibles en longitudes desde 2 hasta 12 metros y vienen en gran variedad de modelos, colores y materiales. A su vez, es de tener presente que el mecanismo está diseñado para un uso intensivo y es común que cuente con regulador de velocidad y sensores que detectan obstáculos.

Si hay una falla eléctrica, todos los modelos pueden activarse de forma manual y algunos modelos cuentan con la opción de trabajar a baterías o mediante paneles solares.

Manejo centralizado de los automatismos 

Se puede controlar el sistema de automatismos de cerramientos desde un lugar alejado de la entrada. Esto permite manejar, de forma segura y remota, los accesos a la vivienda. Al colocar los interruptores de control (de uno o más accesos) en una única zona de la vivienda o local, es posible controlar de manera inteligente los cierres y las aperturas de los cerramientos. 

Así se simplifican y mejoran los procesos de ingreso de personas a través de las puertas o cancelas. Además, permite que las personas mayores o con poca movilidad no tengan que desplazarse hasta la entrada para permitir el acceso a algún visitante.