Las barreras o vallas para eventos y obras son una forma muy práctica y rápida de delimitar zonas para separar espacios, sin gastar demasiado dinero. Constituyen los elementos más utilizados para demarcar diferentes tipos de áreas. 

Estas opciones son económicas, ligeras, fáciles de instalar y de retirar y por lo general no obstaculizan la vista. Estas características las convierten en la opción ideal para delimitar áreas temporalmente en un evento al aire libre o en una obra de construcción. 

¿Dónde se pueden usar vallas para eventos en Cantabria?

Gracias a su versatilidad y facilidad de uso se pueden instalar en casi cualquier área que se desee delimitar de forma temporal. Por lo general se usan en los alrededores de una zona en la que se está construyendo alguna edificación o para restringir el acceso en los lugares donde se realiza algún tipo de evento. 

Valla para evento

Las vallas para evento son pequeñas barreras que se utilizan para evitar que las personas accedan a una zona específica. Comúnmente están elaboradas de metal o plástico resistente. Las mismas permiten indicarles a las personas las áreas donde pueden acceder mientras se lleva a cabo un concierto, espectáculo o evento de cualquier tipo. Normalmente miden entre noventa y ciento veinte centímetros de alto y no obstruyen la visión. 

Estas vallas cuentan con unos ganchos en sus extremos que permiten unirlas y que garantizan que no se separarán fácilmente. En los casos que sea necesario, se pueden unir entre sí para elaborar caminerías que permitan guiar a las personas por un sendero preestablecido. 

Las vallas para eventos son una excelente opción en cualquier lugar donde es necesario orientar a las personas para que permanezcan en las zonas establecidas. 

Veamos algunos casos de uso:

Conciertos, musicales, encuentros deportivos, etc.

Estas vallas son ideales para organizar y dividir los espacios en todo tipo de eventos al aire libre. Los encargados de los eventos los utilizan para delimitar las áreas por donde las personas que asisten al evento pueden transitar. 

Son muy utilizadas en musicales, encuentros deportivos y en otras actividades como fiestas regionales. 

Eventos públicos y otras actividades 

En la mayoría de eventos donde se espera la participación de grandes cantidades de personas, las barreras temporales permiten indicarles las zonas destinadas para su permanencia. 

Estas barreras ayudan a los organizadores a controlar adecuadamente el flujo de personas dentro de las áreas donde se realiza la actividad. 

Bodas

En las bodas que se realizan al aire libre como parques o jardines, comúnmente es necesario delimitar algunas zonas. Para esos casos existen unos modelos de vallas decorativas que además de cumplir la función de separar las áreas, son muy agradables a la vista y contribuyen con la estética del casamiento. 

De esa forma se puede mantener el orden en el sector donde se realiza la boda sin afectar la decoración.

Fiestas infantiles 

En algunas ocasiones una valla es el límite de nuestra seguridad, esto es aún más cierto cuando se trata de infantes. SI existe algún riesgo cerca del área donde se realiza una fiesta infantil, una barrera de seguridad es indispensable para mantener a los niños y niñas alejados del posible peligro. 

Reuniones o fiestas en el área de la piscina 

Por lo general, las piscinas están al descubierto sin ninguna barrera que impida a las personas el acceso a ellas. Pero sí se está realizando una actividad cerca de la piscina y se quiere restringir el acceso a la misma, una barrera temporal es la opción ideal. 

Gracias a su manejabilidad y poco peso, las vallas pueden colocarse fácilmente antes de empezar la actividad y retirarlas sin mayor esfuerzo cuando el evento termine. 

Valla para obras

Una valla para obra no es permanente, pero por lo general estará colocada por el tiempo que dure la obra o construcción. Este periodo puede ser de unas pocas semanas hasta algunos meses o incluso años. 

Por esta razón, una valla de este tipo suele ser un poco más resistente, pero también más pesada y menos manejable que una valla para eventos. Aunque la mayoría de modelos son portátiles y pueden ser colocados y retirados sin ningún tipo de obra, algunos requieren de instalación mediante postes anclados al suelo con concreto o mortero. 

Otra característica que las diferencia es su altitud. Mientras que las de eventos rara vez sobrepasan los ciento veinte centímetros, las que se colocan en las obras son mucho más altas y pueden alcanzar los tres metros de altura. 

Hay dos estilos muy utilizados. El primero es la malla de simple torsión que es elaborada con alambre galvanizado (o plastificado) que se entrelazan entre sí para formar el característico rombo. El segundo es la llamada valla opaca que está elaborada con paneles de chapa galvanizada dispuestos paralelamente de forma horizontal o vertical. 

Acude a los expertos

En Mundocierres.es contamos con un extenso stock en vallas para cualquier tipo de evento u obra. Estamos en la capacidad de suministrarte las vallas para cualquier actividad que desees organizar. Si tienes alguna pregunta o consulta al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y con gusto te responderemos.