Los cerramientos para ocultaciones son cada vez más utilizados. Son de gran ayuda para dividir un área manteniendo la privacidad; de igual manera son económicos y muy fáciles de instalar. Además de resguardar la intimidad de la vivienda constituyen un elemento que mejora la estética externa de la edificación. 

Algunas personas utilizan este tipo de cerramientos para dar sombra a algunas áreas como un jardín o una terraza. Así, logran utilizar esos espacios sin soportar las inclemencias de los rayos del Sol. 

En esta guía encontrarás los cerramientos para ocultaciones más usados y sus principales características.

Tipos de cerramientos para ocultaciones 

Hay quienes se cohíben de realizar actividades en el jardín de su vivienda porque no les gusta ser observados por otras personas. Prefieren un lugar más privado y para conseguirlo recurren a algún tipo de cerramiento que les brinde esa privacidad. Estos cerramientos suelen ir desde muros elevados hasta cercas; no obstante, un muro de concreto no siempre es la mejor opción. 

Como alternativa, se puede acudir a las ocultaciones. Estas útiles barreras se pueden elaborar con muchos materiales, pero por lo general se dividen en dos grupos: Naturales y sintéticos.

Ocultación natural

Como su nombre lo indica, en este grupo se encuentran las barreras que son fabricadas a partir de elementos naturales. Los mismos ayudan con la integración de las partes arquitectónicas de la construcción con en medio ambiente que la rodea. 

También es llamada ocultación ecológica, ya que, por lo general, están elaboradas con materiales provenientes de la naturaleza. Son muy duraderas y contribuyen de forma significativa con la decoración externa de la vivienda. 

A su vez, es de tener en cuenta que no son complicadas de cuidar y mantener, solo se requiere de un tratamiento similar al que se aplica a la madera. 

Veamos los materiales más usados.

Brezo

Si estás buscando un buen cerramiento para tu jardín, el Brezo es una excelente opción.

El brezo es una planta originaria del mediterráneo y cuando se utiliza en un cerramiento, sus fibras se entrelazan entre si con alambre galvanizado. Generalmente está muy prensado y alcanza niveles de ocultación entre el noventa y el cien por ciento. 

Tiene un hermoso color marrón y un excelente acabado estético. Está disponible en paneles de tres metros de largo y una altura que varía entre uno y dos metros con un grosor aproximado de cuatro centímetros. 

Corteza de árbol

Esta es otra de las opciones naturales para un cerramiento de ocultaciones. Debido a que se obtiene de corteza de varios tipos de árboles, es muy ecológico y amigable con el medio ambiente. Además, se le puede aplicar un tratamiento especial con barniz para exteriores y su vida útil será mucho más prolongada.

Es muy elegante, altamente decorativo y tiene un nivel de ocultación cercano al ochenta por ciento.

Ocultación artificial o sintética

Estas barreras están elaboradas con materiales sintéticos que parecen ser naturales. Por lo general, encajan mejor en ambientes más modernos, zonas más urbanizadas o dónde la naturaleza no sea tan abundante. Los mismos son muy utilizados para independizar áreas de las viviendas que están expuestas a las condiciones medioambientales como terrazas y balcones. 

La gran mayoría tienen un tratamiento contra los rayos UV que alarga su vida útil. Por otro lado, al ser elaborados en materiales sintéticos, no son reciclables ni tan ecológicos como los naturales.

Seto artificial

Es un tejido sintético que está diseñado para que tenga una apariencia similar al seto natural. Generalmente es más económico que las opciones naturales de ocultación y, a diferencia de éstas, no es combustible, por lo que no habrá riesgos de incendios.

Por lo general es de color verde y además de brindar intimidad al interior, el seto sintético es decorativo y aumenta la estética de la vivienda. 

Por último, es bueno considerar que se instala con mucha facilidad, prácticamente no requiere de mantenimiento y su nivel de ocultación está entre el ochenta y el noventa por ciento 

PVC

Las láminas elaboradas en PVC son excelentes para evitar las miradas indiscretas hacia el interior de una vivienda. Son muy ligeras, económicas y no requieren ningún tipo de mantenimiento. Además, se pueden colocar y retirar fácilmente sin herramientas especializadas. 

A su vez, es posible encontrarlos en muchos diseños y gran variedad de colores, pero los más utilizados son verde, blanco, negro, gris, beige y marrón.

Caña sintética 

Forman uno de los sistemas de ocultaciones más utilizados para jardines y terrazas. Los mismos están diseñados con una apariencia similar a la caña. Generalmente están elaborados en PVC y son ideales para preservar la intimidad en tu jardín y otras áreas internas de la vivienda. 

Se pueden encontrar en colores verde, blanco y bambú. Por su parte, tiene un nivel de ocultación del ochenta y cinco por ciento. Además de lo anterior, tienen un tratamiento contra los rayos UV del Sol, no son ignífugos y no requieren de ningún mantenimiento.

Malla de Ocultación 

Es una malla diseñada para garantizar una ocultación total, elevada resistencia a los daños y larga durabilidad del color. Está elaborada con rafia de polietileno y monofilamento. Su presentación es compacta, uniforme y estéticamente atractiva.

A su vez, es de considerar que cuenta con un entramado muy tupido, que además de evitar las miradas indeseadas hacia el interior brindan una excelente sombra y protección contra el Sol.

La mismas se fija con facilidad en cercas y vallas existentes y es una excelente decoración para terrazas, balcones o jardines.

¡Acude a la mejor asesoría para ocultaciones en Cantabria!

En Mundo Cierres somos expertos en todo tipo de cerramientos de ocultación, por lo que no dude en contactarnos para ofrecerle una asesoría profesional adecuada a sus requerimientos.

Recuerde que el coste de instalación puede variar en función del tipo de área y terreno, por lo que nada mejor que una inspección para tener certeza sobre el tipo de trabajo y materiales que se requerirán.