El espacio es uno de los elementos más importantes en cualquier hogar moderno. Por eso los propietarios de las viviendas buscan cualquier área sin aprovechar y la transforman en un ambiente útil, que traiga beneficios a la familia.

En este sentido las terrazas pueden pasar de ser espacios que se utilizan solo unos meses al año a ser un área de uso continuo durante todo el año sin importar si está lloviendo o hace demasiado calor; ello gracias a los cerramientos.

Los mejores materiales para cerrar terrazas: Cristal y aluminio

En la actualidad existe una gran variedad de materiales para cerramientos, pero los mejores (y más utilizados en gran parte del mundo) son el cristal y el aluminio.

¿Por qué el aluminio y el cristal son los materiales ideales para cerrar terrazas?

Además de las ventajas más evidentes, al cerrar una terraza puedes obtener algunos otros beneficios importantes. No solo te permite incrementar los metros de espacio útil dentro de tu hogar, sino que, además es una mejora considerable en la estética de la fachada de la vivienda.

Por otro lado, los cerramientos para terrazas que son elaborados a medida con estos materiales, son una alternativa económica, elegante y fácil de instalar. Además, según el modelo que escojas no interfieren con la vista hacia el exterior y te permiten disfrutar del paisaje.

Esa es la razón por la que cada vez más personas cierran sus terrazas con estos materiales. De esa manera las convierten en espacios cómodos y agradables para disfrutar con sus familiares y seres queridos.

Ventajas de los cerramientos fabricados en aluminio y cristal

Aquí encontrarás una lista con algunos de los beneficios que puedes esperar al instalar un cerramiento en una terraza. Lo primero es destacar que un cerramiento de este tipo por lo general se realiza a medida y, según lo que se requiera, puede tener un techo para mayor protección contra el medioambiente o puede fabricarse sin techo.

Incluso, algunos propietarios prefieren líneas rectas y elegantes que les brindan una estética clásica, pero otros prefieren curvas y formas menos tradicionales.

No requiere albañilería

Al contrario de otros sistemas de construcción, las estructuras de aluminio no requieren de grandes obras de albañilería, lo que no solo se traduce en una importante reducción de costes, sino en una mayor rapidez en la instalación.

Utilizar el área todo el año

En una gran cantidad de hogares actuales las terrazas están expuestas a las condiciones adversas del medio ambiente. Esto, por lo general impide poder utilizarlas si está lloviendo, hace demasiado frio o demasiado calor.

En este sentido al cerrar el área con paneles de cristal, puedes abrir o cerrar las ventanas según el clima que haga afuera.

De esa manera, las personas que viven en la casa pueden disfrutar de la terraza sin importar si llueve, hace frio o hay mucho viento.

La fachada se ve mucho mejor

Por lo general, al cerrar una terraza, esta pasa a ser un elemento activo de la decoración externa de la vivienda. Pero también es un gran aporte a la estética interna del hogar, dándole un toque personal al estilo de la construcción.

Una vez instalado el cerramiento, es posible colocar en la terraza cualquier tipo de mueble y equipos. Quizás quieras utilizar esta área como un cuarto de lectura y debas colocar un sofá para leer cómodamente, pero tal vez prefieras un salón para descansar mientras vez la televisión con tu familia; sin importar la elección, el cerramiento te permitirá contar con todo un nuevo espacio práctico.

La privacidad en los cerramientos de cristal

Es posible que algunos se preocupen por la privacidad de las actividades que realizan en esa área. Después de todo nadie quiere que otras personas vean lo que están haciendo en la terraza.

La mayoría de cerramientos en terrazas se realizan con cristal transparente, para poder disfrutar de la vista exterior. Pero esto no tiene por qué ser siempre así, en los casos donde sea necesario, es posible utilizar cristal de colores que ayude a evitar las miradas indiscretas.

Tipos de cerramientos de cristal y aluminio

Estos son algunos de los tipos de cerramientos más comunes para terrazas que las personas instalan en sus hogares.

Con hojas correderas

Al cerrar una terraza con un sistema de hojas correderas, por lo general se logra una completa integración con la fachada de la vivienda. Además, se adapta a casi todos los estilos, tanto si tienen una estética antigua y clásica o una moderna, minimalista y más elegante.

Las hojas correderas son muy versátiles y se ajustan a las necesidades de los propietarios. Algunos no quieren limitar la visión hacia el exterior y desean que los cristales cubran todo el espacio desde el techo al piso y de un lateral al otro de la terraza.

Por otro lado, las hojas correderas se pueden mover la mitad hacia la izquierda y la otra mitad a la derecha o se pueden mover todas hacia un solo lado. De esa manera se logra una apertura casi total del espacio.

Con hojas plegables

Este sistema de apertura es muy utilizado en construcciones de todo tipo. A diferencia de las correderas, las ventanas se abren y cierran plegando una hoja sobre la otra. Es un cerramiento flexible que permite ajustar tanto las medidas de las hojas como el número de las mismas para lograr una estética que combine con el estilo de la vivienda.

¡Acude a los profesionales en cerramientos en Cantabria!

Si estás pensando en instalar un cerramiento de aluminio y cristal en la terraza de tu hogar, ponte en contacto con nosotros. Mundocierres es una empresa especializada con más de diez años de experiencia en la instalación de cerramientos de todo tipo y en especial de cristal y aluminio.

Tenemos a tu disposición un amplio catálogo con muchos modelos y estilos de cerramiento que se adaptan a lo que estás buscando. Nuestro personal especializado tiene la experiencia necesaria para realizar la instalación de forma rápida, segura y profesional.

Si quieres una cotización o si solo necesitas más información, ¡llámanos. estamos dispuestos a atenderte!