Para todos los dueños de fincas la seguridad es un factor que ocupa parte de su tiempo. en este sentido, la mayoría saben que lo mejor es contar con un cerramiento adecuado que impida el acceso a extraños o cualquier otra persona no invitada. Pero de nada vale que se tenga el mejor sistema de seguridad si no se cuenta con la puerta adecuada. 

Así, como una puerta es diferente a la otra, en este articulo encontrarás mucha información que te permitirá escoger el tipo que más te convenga. 

Puertas para fincas a medida realizadas en nuestro taller de Cantabria

La mejor puerta se adapta a tus necesidades

No te conformes con una puerta prefabricada que quizás no se ajuste del todo a lo que la entrada de tu finca necesita. En esto, lo mejor es una puerta de calidad hecha a la medida de tus requerimientos. 

Al respecto, las puertas fabricadas en serie, pueden ser de buena calidad, pero también es posible que no sean de la altura o largo adecuado para la entrada de tu finca. Por otro lado, y en contraposición una hecha a medida tendrá las características justas y adecuadas en cada caso, así que debes evaluar lo que mejor se ajuste a tus necesidades. 

Aspectos a considerar antes de adquirir las puertas para fincas en Cantabria

Las puertas son una de esas cosas en la vida que no es conveniente tomarse a la ligera. Al adquirir un portón no debes pensar solo en el coste. Así, hay una serie de factores que debes tomar en cuenta a la hora de instalar un portón para fincas.

El espacio

El lugar donde se instalará la puerta, así como el espacio del que se dispone para ella es uno de los factores de mayor importancia. En todo caso, es recomendable que alguien con experiencia evalué el terreno para poder determinar si se debe instalar una batiente o un portón de una hoja que se desplace sobre una guía. 

Acceso a la electricidad

A la mayoría de las personas (por no decir a todos) les disgusta tener que bajarse del coche para abrir las puertas, para luego entrar en la propiedad y tener que volver a bajarse para cerrarlas. Para evitar ese inconveniente se requiere instalar un sistema automatizado que funciona con electricidad.

Al respecto, si se requiere tener un sistema que se abra y cierre automáticamente, se debe contar con acceso a la corriente eléctrica. Si no se dispone de electricidad, hay que procurar que la misma llegue hasta la entrada. 

Calidad de los materiales 

Otro factor de gran importancia son los materiales para fabricar el portón. Para nadie debería ser un secreto que, al utilizar materiales de baja calidad para elaborar cualquier producto, lo más seguro es que el producto terminado también tenga una dudosa calidad y un corto tiempo de vida. Mientras mejores sean los materiales a utilizar, mayor tiempo durará el portón.

Como los portones van a estar al aire libre y se verán expuestos a las inclemencias del medio ambiente, se debe procurar que el material elegido para elaborarlos sea muy resistente a las condiciones externas.

¿Qué tipo de puertas debes elegir? 

Las puertas pueden ser muy diferentes, ya que vienen en varios tamaños y diseños. También hay que considerar los materiales con que son fabricadas como bronce, aluminio, madera, metal o PVC. 

De igual manera, pueden ser manuales y tendremos que abrirlas o cerrarlas con las manos, también pueden estar automatizadas y se ponen en funcionamiento con un mando a distancia. 

Pero sin importar su construcción, de que están fabricadas o como las activas, las puertas tienen dos funciones: 

– La primera es, por supuesto, la seguridad

РEn segunda instancia, es brindar una buena est̩tica a la entrada de la propiedad.

Para las fincas se suele utilizar dos tipos de puertas: 

Correderas 

Estas son las más utilizadas en cerramiento de todo tipo de fincas (tanto las comerciales como en las particulares). 

Dependiendo del espacio a cubrir, pueden ser de una, dos o más hojas. Para su funcionamiento, una puerta corredera se desplaza de forma lateral mediante una guía o carril. 

En la actualidad este carril se puede instalar en la parte superior del marco y la puerta queda suspendida del mismo, pero la forma tradicional es instalarlo en el suelo para que todo el peso descansa sobre él. Según el espacio disponible, es posible recoger todas las hojas hacia el mismo lado, quedando el área completamente abierta.

Por su funcionamiento son ideales para entradas muy anchas. A su vez, las mismas pueden ser manuales, pero en la actualidad la mayoría son accionadas por un sistema eléctrico y activadas sin bajarse del coche con un mando a distancia.

Batientes 

Las puertas batientes son más pequeñas que las correderas y por lo general se instalan cuando no hay un espacio suficiente para el deslizamiento lateral de la hoja de la puerta corredera.

Para abrirse, se mueven girando sobre un eje colocado en uno de sus extremos (como una puerta normal de una vivienda) y para cerrarse, a de regresar a su posición inicial. 

De forma tradicional, este tipo de puertas abre sus hojas hacia el interior de la propiedad, dejando libre la parte externa.

Algunos diseños cuentan con una guía en el suelo donde se apoya una pequeña rueda que facilita el proceso de apertura o cierre. 

Igual que las correderas, también pueden estar automatizadas o accionarse de forma manual.