A la hora de aprovechar el espacio de nuestras fincas, delimitarlas o proporcionarles privacidad, los cerramientos de aluminio son la mejor opción. 

Lo ligero del material y lo versátil que puede resultar su instalación, permite obtener los diseños más modernos, en muy poco tiempo. Veamos con detalle en qué consisten estos cerramientos. 

Cerramientos de aluminio, cada vez más populares en Cantabria

Este tipo de cerramientos son cada vez más utilizados, logrando desplazar las clásicas vallas de madera. Esto se debe principalmente a sus características de durabilidad, mayor resistencia y mantenimiento mínimo. 

Actualmente, se consideran ideales para resguardar los espacios de personas ajenas, así como para dividir una sección de un espacio exterior. 

Lo anterior, aunado a su fácil y rápida instalación, sin necesidad de realizar ninguna gran obra, la hacen una de las favoritas en el mundo de la construcción y reformas.

Beneficios de las vallas de aluminio

Veamos qué ventajas ofrecen las vallas de aluminio frente a otros sistemas:

Protección

Estas vallas de aluminio proporcionan seguridad y privacidad a un determinado espacio, por lo que generalmente se emplean en jardines o terrazas. No obstante, muchas veces al pensar en ellas podemos hacernos la idea de que una valla de aluminio podría darle un aspecto poco elegante a nuestro jardín o fachada. Esto no es para nada cierto. En todo caso, al acudir a la asesoría profesional, podrá encontrar múltiples opciones que se ajusten a las necesidades y gustos más variados. 

De esta manera, podemos afirmar que son ideales para muchos, especialmente por su precio, versatilidad y durabilidad. 

Combinación

Otra ventaja que nos brindan las vallas de aluminio, es que son fácilmente combinables con otros materiales. Dependiendo de la finalidad o funcionalidad que se desee, son combinables con vidrio, madera, cemento, entre muchos otros.

Precio

El precio suele ser un factor decisivo al momento de elegir una valla. Por supuesto que esto dependerá también de la calidad del material. Consecuencia de lo anterior, contar con la asesoría de expertos será importante para determinar, si se trata de un aluminio adecuado para la finalidad que se desea. 

En todo caso, el aluminio será la opción más económica frente a los otros materiales. No solo al momento de la instalación sino a largo plazo, en cuanto a la inversión por mantenimiento. 

Fácil mantenimiento

En cuanto al mantenimiento que este material requiere, las noticias son muy buenas, toda vez que, además de ser mucho más económico que la madera o el PVC, es de gran calidad y durabilidad. Además, si se agrega un buen proceso de protección al momento del lacado, la corrosión del aluminio no será problema. 

Los cambios de temperatura, los períodos de lluvias o la continua exposición a la luz solar, no serán motivo de preocupación, ya que, entre las características propias del aluminio, se encuentra su gran resistencia a la oxidación, gracias a su aleación y un lacado de calidad, garantizando su durabilidad a lo largo del tiempo.

Versatilidad

En cuanto a su versatilidad, nos referimos a que no solo se adaptan a los gustos de los clientes, sino que no será sencillo encontrar un tipo de terreno en el que éstas no garanticen seguridad y protección contra cualquier perturbación externa. 

Todo esto al tiempo que ofrecen un aspecto profesional y elegante entre los diferentes tipos de acabados, con lo cual, podrá tener la certeza que la valla se acople a la perfección con la estética del hogar, fábrica o lugar que se requiera cercar.

Material ecológico

En una visión más amplia, si además tenemos un interés particular sobre el medio ambiente, el aluminio será nuestra mejor elección. Se trata de un elemento bastante común en la corteza terrestre, destacando que tanto su extracción como el proceso de transformación, es totalmente amigable con el ambiente. 

Esto se opone, por ejemplo, a materiales como el PVC cuyo principal compuesto es el petróleo, esta característica constituye un bonus extra para el aluminio.

Resistencia al fuego

Las vallas de aluminio, no producen emisiones de gas que pudieran propagar un incendio. Por el contrario, resiste altas temperaturas, cosa que por supuesto no garantiza una valla de madera o PVC.

Rigidez y resistencia

Para aquellos casos en los que requieren vallas de grandes dimensiones, el aluminio es ideal por su rigidez. De manera que mantiene su forma y capacidad para soportar los niveles de fuerza y resistencia de la valla. 

¿Qué tipo de valla de aluminio elegir?

El tipo de inmueble o espacio a ser cercado será un factor importante al momento de elegir el modelo de valla. La gran ventaja con el aluminio es que existe mucha variedad. 

Desde cancelas practicables o correderas, con lamas paralelas o cruzadas, con o sin marco. Se encuentra también el estilo mallorquina, con lamas fijadas en el mismo sentido. Estilo Close, que ofrece cero visibilidad, esto gracias a sus perfiles encajados. Todas ellas perfectamente combinables con la puerta de jardín o cancela que necesite el cliente.