Todos los dueños de mascotas quieren que sus pequeños amigos se sientan cómodos en un entorno controlado y seguro para ellos. Esto no es menos cierto cuando hablamos del animal que desde hace miles de años acompaña al ser humano. 

En este sentido, un recinto para perros del tamaño adecuado es importante para que tu amigo canino permanezca en un lugar de manera segura y sin riesgos para su salud. Por ello, hoy encontrarás mucha información para que puedas elegir el cerramiento para tu mascota que más se adapte a tus necesidades. 

cerramientos para perros

¿Cuál es el mejor recinto para tu perro?

Como cada perro es diferente no hay un solo tipo de recinto que sea el “mejor” en todos los casos. En algunas ocasiones decidir cual será el más apropiado para tu mascota puede ser un verdadero desafío y debes escoger el que más se adapte a tu perro. Por lo general se trata de una decisión práctica, pero también debes considerar tus emociones al respecto. 

Lo más recomendable es que veas esta situación como darle a tu amigo peludo su propia habitación. También considera factores como: el tamaño correcto, con la ventilación adecuada y que el calor o el frio que recibirá tu mascota no sean excesivos. En otras palabras, su habitación debe ser un lugar espacioso, acogedor y agradable.

Por otro lado, no debes olvidar uno de los factores más importantes: la seguridad de tu perro. La idea principal de los recintos para perros es que no deben permitir que la mascota salga. Ya sea porque descubrió el mecanismo de cierre, o porque saltó muy alto y pasó por encima de los paneles, o porque cavó debajo. 

Confinamiento confortable

Otra cosa que debes considerar antes de elegir un corral para perros es la raza del animal. Tanto la personalidad de la mascota como su tamaño y temperamento influirán directamente las dimensiones que deberá tener el corral. 

Por lo general, si se trata de un hábitat a largo plazo y tienes una raza de perro grande, tus mejores opciones son las perreras al aire libre. Si está bien construida (con materiales de calidad) durará muchos años con poco mantenimiento. Por otro lado, para razas pequeñas o para aquellas personas que quieren albergar a sus mascotas en el interior de la vivienda existen las perreras móviles o casas para perros. Son ligeras, fáciles de mover y te las puedes llevar cuando salgas de viaje, así tu mascota se sentirá como en casa. 

Algo que debes considerar sin importar la raza de tu perro, es el material con el que están hechas las paredes del recinto. En el interior no debe haber mucho frio o demasiado calor, pero deben ser fuertes y resistentes. 

Si el cerramiento se colocará al aire libre, debes asegurarte de que cuente con un piso adecuado hecho de un material resistente como el cemento. De esa forma, la mascota permanecerá seca y libre de barro o hierba que pueden adherirse a su cuerpo provocándole posibles problemas en la piel. 

Si se trata de un cerramiento para interiores, una caja semi abierta o con paneles transparentes es una gran idea. 

Sistema de cerramiento para perros en Cantabria 

Para nadie es un secreto que la mayoría de los perros son criaturas inteligentes y muy observadoras. Si el sistema de cierre o bloqueo es sencillo de abrir y está a su alcance, no bebes sorprenderte cuando tu mascota aprenda a abrir la puerta para salir. Esto es más común de lo que mucha gente piensa y si te sucede, lo más recomendable es que cambies el sistema de bloqueo o las cerraduras. 

Es importante que el sistema de cierre tenga una cerradura de calidad o un candado con llave. Pero la idea no es hacer un sistema supercomplicado para evitar que el animal lo abra, lo ideal es que sea fácil de manejar, para que se abra rápidamente si hay una emergencia. 

Pero si ya lo hiciste y tu mascota continúa escapando quizás se deba a que el espacio no es suficiente para su tamaño, el recinto le resulta incómodo o está buscando tu atención. Por ello, préstale atención a las siguientes recomendaciones que debes tener en cuenta:

Altura del panel

Lo más común es que las personas compren o adopten a un cachorro y algunos planifican el tamaño de la vivienda de la mascota pensando en cuando aún no son adultos y se olvidan de que pronto crecerán. Lo que significa que cuando tu perro crezca un poco, podrá saltar y superar fácilmente la altura de los paneles del corral. Si quieres asegurarte de que tu perro no escape, debes colocar los paneles hasta una altura adecuada, pensando en el tamaño máximo que alcanzará tu mascota y lo alto que podrá saltar.

Fuerza, resistencia y durabilidad

Esto está estrechamente ligado con el punto anterior. Las personas por lo general piensan en los cachorros como tiernas máquinas de juegos y amor incondicional que permanecerán igual para siempre, pero en unos meses eso puede cambiar. Algunas razas como labradores, gran danés, pastores alemanes o dóberman crecen muy rápido y se vuelven fuertes y poderosos. 

Es importante que los materiales que se utilicen en la elaboración del recinto sean resistentes y estén acorde a la fuerza que tendrá el animal adulto.