Nadie pone en duda la importancia de los cerramientos, estos sistemas, además de brindar privacidad también ayudan a que te sientas cómodo y seguro en la intimidad de tu hogar. Para algunos estos beneficios son más que suficientes, pero un cerramiento también puede ser un elemento decorativo de mucha importancia en la estética de cualquier vivienda. 

En este artículo encontrarás algunos consejos e ideas que te ayudarán a elegir el tipo de materiales y estilo más adecuado para tu hogar.

cerramientos decorativos

Cerramientos decorativos

Un buen cerramiento no solo protege a los habitantes de una residencia u oficina, también debe guardar cierta coherencia con el estilo exterior de la fachada del edificio. Veamos lo anterior con un ejemplo: 

Si un edificio de oficinas tiene una fachada sobria y profesional, no se debe instalar cerramientos multicolores que estarían más acorde con las instalaciones de un parque infantil. 

En todo caso, los cerramientos deben ser decorativos, manteniendo presente los elementos arquitectónicos de la construcción. De esa forma, la fachada se integrará de manera adecuada y presentará una mejor estética general. 

De igual manera, para hacer que los cerramientos estén correctamente decorados, hay que tomar en cuenta factores como los materiales a utilizar y las condiciones climáticas. 

Factores a considerar para instalar un cerramiento decorativo

Antes de instalar tu cerramiento, debes considerar factores que pueden afectar su estética y durabilidad.

Si el cerramiento será instalado en un edificio, es importante que la decoración esté acorde con el resto de la fachada, de lo contrario podrías tener inconvenientes. Ahora bien, en este punto no debes olvidar que en los estatutos de convivencia de muchos edificios está descrita detalladamente las características que deben tener las fachadas. Si tienes dudas respecto al edificio donde vives, es conveniente que consultes con las personas responsables. 

Por otro lado, si se trata de una casa, también es recomendable que la decoración sea similar a la de las otras casas de la zona.

Piensa en las condiciones medio ambientales de la zona, así podrás escoger materiales que se adapten a ellas. De esa forma te aseguras que el cerramiento pueda durar muchos años con un mínimo de mantenimiento.

En este sentido, considera que algunos materiales sintéticos, como el PVC, son duraderos, no se rajan, no se astillan y no se pudren como la madera, pero no siempre son la mejor opción cuando se trata de la estética, por lo que deberás seleccionar, con la debida asesoría, el material más adecuado. 

¿Qué materiales conviene utilizar?

Si necesitas un aislamiento térmico, tendrás que utilizar materiales con un coeficiente de conductividad térmica muy bajo. El PVC, por ejemplo, tiene excelentes propiedades aislantes, pero en realidad es muy poco estético. Por su parte, otro material como el aluminio, por sí solo, es un buen conductor térmico, es decir que es un mal aislante; sin embargo, junto a otros materiales constituye un eficiente aislante térmico y da un excelente acabado final a la fachada.

Madera, el aliado que nunca falla

Tanto si se trata de cerramientos térmicos como si no, la madera es una excelente opción. Se puede utilizar de la misma forma que el aluminio y completar cerramientos que impidan el intercambio de temperatura entre el interior y el exterior de las viviendas. 

Pero ese no es su único uso. Imagina que tienes un jardín que acabas de sembrar y decorar y quieres lucirlo ante tu familia, amigos y visitantes, pero (por supuesto) no deseas que nadie camine sobre la grama recién podada. En casos como esos, la solución es un cerramiento decorativo hecho en madera. 

Los mismos pueden ser vallas de poca altura con decorados que se adapten al estilo de tu vivienda. Estas barreras están diseñadas para que protejan el área sin afectar negativamente la estética del lugar.

Aluminio, un material muy versátil

El aluminio es un material noble y muy flexible utilizado en la decoración de muchos cerramientos a nivel mundial. Dura años con muy poco mantenimiento, se puede ajustar a prácticamente cualquier contorno y es excelente en cuanto a estética. 

Por su parte, el mismo puede conseguir en una enorme cantidad de estilos y acabados, desde rústicos y mates hasta pulidos y brillantes, incluso viene en varios colores. 

Cortinas de cristal, paneles de vidrio sin perfiles. Una excelente opción

En algunas ocasiones, la vista desde un balcón o terraza es espectacular y realmente es una pena instalar una estructura que impida disfrutar de un paisaje tan vistoso. Si no quieres perderte de esas vistas grandiosas, puedes instalar un cerramiento de vidrio.

Al respecto, las cortinas de cristal sin perfiles de aluminio u otros materiales, son una excelente opción de cerramientos para las áreas al aire libre como terrazas o balcones. Estos ventanales tienen cristales sin perfiles que alteren de forma negativa la visión hacia el exterior o la estética de la fachada. Para abrirlos, los paneles se deslizan hasta uno de los extremos permitiendo que el aire entre a la vivienda. 

Son muy prácticos y se adaptan al contorno de la mayoría de las fachadas, están elaborados en resistente cristal templado que, en caso de rotura, se quiebran en pequeños trozos que no son peligrosos.

¡Encuentra asesoría profesional!

En Mundo Cierres somos expertos en cerramientos, por lo que no dude en contactarnos, así podremos ofrecerles las mejores opciones para que sus edificaciones conserven su estética y condiciones de durabilidad y resistencia térmica.