La seguridad es un tema que siempre está presente en la vida moderna. Consecuencia de ello, todos, sin importar su edad o condición económica, toman las medidas necesarias para mantenerse a salvo junto a sus familiares y seres queridos. En ese sentido los cerramientos son una de las principales medidas de seguridad que puedes tomar para mantener tu vivienda segura.

Aquí encontrarás muchas ideas que te ayudarán a elegir el cerramiento que mejor se adapte a tus requerimientos.

seguridad para casas y chalets

Cerramientos, la primera medida de seguridad

Algunas personas cuando oyen hablar de cerramientos, piensan en grandes murallas fortificadas para defenderse de los invasores extranjeros. La verdad no está demasiado alejada de eso.

Un buen cerramiento quizás no impida que un ejército invasor ingrese a tu vivienda, pero sin duda, le dificultará la tarea. Lo que sí es seguro es que le impedirá a los delincuentes entrar a tu propiedad a cualquier persona que no tenga tu autorización.

Hay varias medidas que puedes tomar para evitar que los amigos de lo ajeno se apoderen de tus cosas.

Cerrar terrenos, fincas, etc.

Todo propietario de una parcela de tierra como una finca o una granja, sabe lo importante que es delimitarla correctamente. Una manera rápida y económica para conseguirlo son los cerramientos perimetrales. Estas barreras, además de marcar bien el área, son muy útiles para evitar que las personas sin autorización traspasen los límites de la propiedad.

Cerrar propiedades

Este tipo de protección es ideal para separar tu parcela del resto de la urbanización o de la calle. En muchos centros urbanos con espacio común exterior, las entradas a las viviendas quedan expuestas a la vista de todos. Con un cerramiento individual para tu propiedad, además de hacerla más segura, aumentas tu privacidad y ganas tranquilidad.

Cerrar terrazas, solares y otros espacios

Para nadie es un secreto que cerrar una terraza permite utilizar ese espacio todos los meses del año, sin importar si está lloviendo o hace demasiado calor. Pero algunas personas no se dan cuenta de que, además de eso, también están aumentando de forma significativa la seguridad de su vivienda y de sus familiares.

Cuando cierras un espacio de tu vivienda como una terraza o un porche, agregas una barrera adicional que una persona que desea ingresar sin tu permiso debe romper. De esa forma mantienes más seguro tu hogar y resguardas mejor tus pertenencias.

¿Qué tipos de cerramientos existen?

Hay muchos tipos de cerramientos diferentes, cada uno con sus propias características específicas según su función.

Cerramientos perimetrales

Son ideales para cerrar los perímetros en todo tipo de propiedades urbanas o terrenos abiertos como fincas o granjas.

Cercas de madera

Este material se puede utilizar prácticamente en cualquier sitio donde se requiera instalar un cercado o barrera, sin importar lo largo de todo el perímetro de una propiedad. Algunos la consideran la mejor opción para marcar y delimitar cualquier terreno, además de ser una mejora importante en la estética de la propiedad.

La madera es muy versátil, se puede colocar directamente en el suelo, pero también se puede colocar sobre un murete de media altura. Es un material muy fácil de mantener, solo un poco de barniz o pintura es suficiente para que permanezca en buen estado durante varios años. Como es económica y fácil de manejar, existen un gran número de diseños y estilos, por lo que sin duda encontrarás uno que se adapte a lo que quieres para tu propiedad.

Malla simple torsión o malla ciclónica

Es la malla tradicional que se suele utilizar para cerrar muchos tipos de propiedades, como fincas, granjas y todo tipo de terrenos.

Son mallas fabricadas en acero galvanizado qué, en ocasiones puede estar cubierto por un material plástico protector. Por lo general, es de color verde pero también es fabricada en colores como negro o azul.

Tiene la típica forma romboidal, es muy económica y se puede utilizar en grandes extensiones de terreno sin importar las elevaciones o relieves irregulares.

Mallas triple torsión

Su construcción se parece a la malla de simple torsión, pero a diferencia de ella su forma es hexagonal y está tejida con dos alambres que se unen entre sí formando zonas de tres torsiones enlazadas. Es uno de los tipos de malla más utilizado en granjas para control de animales como aves y conejos.

Mallas electrosoldadas

Está formada por alambres longitudinales y transversales soldados entre sí perpendicularmente. Por lo general es fabricada con alambres de varios grosores que pueden ser de acero inoxidable o galvanizado.

Su uso principal es en parcelas no tan grandes y se utilizan para delimitar huertos, plantas o sembradíos para evitar que las mascotas u otros animales las dañen.

Paneles rígidos

Son paneles fabricados con alambre galvanizado que pueden o no estar plastificados con un material protector que por lo general es verde, pero también es común el color blanco o el azul.

Son un poco costosos por lo que su uso se limita a lugares donde es importante la solidez y la durabilidad que ofrecen estos paneles.

Por lo general, los paneles rígidos son utilizados en piscinas, colegios y zonas residenciales.

Cerramientos de terrazas y otros espacios abiertos

Algunas viviendas tienen terrazas que nadie utiliza y que pueden representar un problema de seguridad. Para proteger esa área lo más recomendable es cerrarla y los acristalamientos para terrazas son la mejor opción.

Una vez cierres esa área, tu hogar estará más seguro y además puedes darle un nuevo uso a ese espacio recuperado. Quizás lo puedas adaptar como una sala para ver televisión o como un cuarto de juegos para los niños.

Cortinas de cristal

Las cortinas de cristal son paneles de vidrio sin perfiles. Este sistema además de ser seguro no tiene perfiles que alteren de forma negativa la vista hacia el exterior. Si deseas permitir el ingreso de aire, solo debes deslizar los paneles hasta uno de los extremos.

Por lo general las cortinas de cristal están elaboradas con vidrio templado que, en caso de rotura, se quiebran en pequeños trozos sin puntas peligrosas.

Ventanas correderas

Son los sistemas tradicionales de cerramientos con cristales y no reducen el espacio interno de la vivienda cuando están abiertos o cerrados. Por lo general tienen perfiles de aluminio que refuerzan los cristales.

En algunas zonas hay grandes cambios de temperatura, en esos casos es posible instalar un sistema de doble vidrio con cámara de aire interior. De esta forma se mantiene estable la temperatura en el interior de la vivienda.

¡Acude a los expertos en cerramientos de casas y chalets!

Si estás pensando en instalar una de estas medidas de seguridad y quieres un presupuesto o si solo estás buscando más información, ponte en contacto con nosotros. Mundocierres es una empresa especializada con más de diez años de experiencia en la instalación de todo tipo de cerramientos.

Tenemos disponible un extenso catálogo con muchos modelos que se adaptan a lo que estás buscando. Nuestro personal cuenta con la experiencia necesaria para realizar la obra de manera rápida, eficiente y profesional.