Los cerramientos de calidad son importantes para que los habitantes de una vivienda se sientan cómodos en ella. Pero no debemos olvidar que su función principal es proteger el interior de la construcción de agentes externos como la temperatura, el agua, el viento o los ruidos molestos.

En este sentido, es muy recomendable que, antes de comenzar la construcción o remodelación de una edificación, estés al corriente de lo que requiere cada espacio. Así, en este artículo encontrarás información sobre los principales tipos de aislamiento y sus funciones. 

cerramientos de calidad en santander

Aislamiento térmico (contra el frio o el calor)

Un cerramiento de este tipo se logra al instalar ciertos materiales aplicando técnicas especiales para separar, de forma efectiva, el interior de la edificación de su exterior. Esto se hace con el fin de reducir el intercambio de temperatura entre ellos.

Es de recordar que, mientras mayor sea la diferencia térmica, se necesitarán sistemas con mejores características para aislar el frio o el calor. 

Partiendo de lo anterior, es de tener presentes que las cortinas de cristal son un excelente aislante térmico y además es un elemento decorativo de primera línea. Cuando están cerradas, son la protección ideal contra el viento, la lluvia o la nieve, además también evitan que ingresen el ruido y el polvo. 

De igual manera, algunas viviendas tienen terrazas que no se utilizan cuando llueve o cae nieve. Un cerramiento de cristal permite utilizarla durante todo el año y mejorar tu calidad de vida sin exponerte a las condiciones del clima exterior.

Dicho de otra manera, forman una barrera que evita que el clima entre a la habitación y cause efectos no deseados. Pero de ser necesario, se pueden abrir y permitir el paso de aire y una brisa refrescante en los meses de calor.

Aislamiento acústico (contra ruidos) 

En algunas zonas de las ciudades es importante reducir el ruido que entra a una habitación. Quizás la vivienda u oficina quede en un sector muy transitado (además de ruidoso) y cualquier cosa que ayude a disminuir el ruido será bienvenida. Por esa razón, alrededor del mundo, se aplican técnicas para aislar el sonido. 

Este tipo de aislamiento se basa en la aplicación de un conjunto de materiales y técnicas especiales que permitan reducir o atenuar el nivel sonoro que entra en una habitación. Por lo general, se logra al instalar un recubrimiento sobre las paredes y al colocar cristales especiales en las ventanas. 

Por supuesto que el nivel de aislamiento acústico que se logra depende, entre otras cosas, del espesor del vidrio que se instale. A medida que es más grueso, será más pesado y aislará mejor. Existen sistemas especiales de doble cristal que tienen una cámara de aire en el interior que ayuda a maximizar el aislamiento. Otros sistemas reemplazan el aire interior por gas neón y funcionan tanto para aislamiento térmico como acústico.

¿Cómo mejorar el aislamiento térmico?

En algunas zonas hay demasiado calor o dependiendo del mes del año, mucho frio. En esos sitios donde la temperatura varía mucho, es importante contar con sistemas que impidan el intercambio de calor entre el interior y el exterior de la vivienda. 

Los sistemas de aislamiento, por lo general están formados por dos o tres láminas de vidrio separadas por una cámara de aire o gas aislante. El vidrio puede ser templado o tener un tratamiento químico, pero esto no es suficiente si el sellado de la ventana no es perfecto. 

Tipos de vidrios para aislamiento 

Esta es una lista con los principales tipos de vidrio que se utilizan en los sistemas de aislamiento.

Sencillo o monolítico

Es el vidrio tradicional que se usa en las viviendas, en la actualidad se utiliza muy poco, debido a sus bajas propiedades de aislamiento térmico y acústico.

Cristales anti vandalismos (templado)

Algunas cosas pueden llegar más allá del objetivo para el que fueron creadas y tener otros usos prácticos. 

Este es el caso de los cristales de seguridad anti vandalismo. Es vidrio laminado reforzado que brinda protección frente a ataques con piedras, palos, etc., pero además, es ideal para aislar tanto térmica como acústicamente. Las mismas cualidades que lo hacen bueno para la seguridad, lo convierten en una opción adecuada para aislar las viviendas y edificios de oficinas. Por otro lado, si por un accidente u otra razón se rompe no estalla en miles de piezas filosas como el vidrio normal, sino que se convierte en pequeños trozos sin filo que reducen el riesgo de sufrir alguna herida. 

Vidrios bajo emisivos

Se conocen también como vidrios térmicos o ATR (aislamiento térmico reforzado) y se fabrican aplicando en una de sus caras diferentes metales (principalmente de plata). Esto reduce considerablemente la radiación solar que entra en el interior de la vivienda.

El principal objetivo de estos vidrios es mejorar la eficiencia energética de la ventana. Aunque disminuyen un poco la visibilidad son prácticamente transparentes.

Vidrios con control solar

Por lo general son vidrios ATR a los que se le aplica un tratamiento especial y se les añade otros materiales que reducen la radiación ultravioleta y por lo tanto disminuye el calor que entra en la vivienda.